La moda con criterio de Tu look habla

Por Rocío Pepén

Alguna vez mis amigas y yo nos hemos sentado a charlar de nuestros hábitos de compra pretéritos y ha surgido la pregunta: "¿De dónde te vestías antes de que apareciera Zara?", como si esa práctica tan cotidiana estuviese anulada o fuese un quebradero de cabeza antes de la llegada de Inditex.

Sin restar méritos a la constante y vanguardista oferta que tenemos hoy gracias al emporio que ha levantado el señor Ortegalo cierto es que siempre ha existido gente bien vestida y con estilo, aún cuando las prendas fuesen de mercadillo ambulante o de boutique de barrio.

Así como la moda asequible es un fenómeno global, hoy la información que la moda genera está disponible para todos en cualquier parte del mundo a golpe de clic. Y siguiendo con la charla entre compañeras de infancia surgió otra cuestión: "¿A través de qué medios seguíamos la moda cuando Internet aún no estaba presente en nuestras vidas?".




Nunca vi como una desventaja crecer en una isla del Caribe para poder seguir más o menos de cerca una de mis grandes pasiones. Probablemente sí lo notaba a la hora de ir a las tiendas a echar un vistazo -el centro comercial quedaba a 110 kilómetros de distancia-, así que si algo me gustaba, ya la modista del pueblo reproduciría, unas veces de manera exacta y otras con menos acierto, el vestido de mi recorte de revista. Pero más que consumir moda, me interesaba contemplar qué se llevaba, conocer quién era quién en el mundo del diseño y qué se movía en la industria.

En aquella época el periódico local no tenía cronistas ni enviados especiales a los desfiles internacionales, pero gracias a la publicación de una única fotografía de agencia del fashion show de turno, tenía la certeza de que algo que me resultaba sumamente atrayente estaba ocurriendo en alguna ciudad del mundo, ya fuera París, Milán o Nueva York. Pero exprimir un pie de foto no me bastaba. Para suplir esa necesidad lo mejor era acudir a las publicaciones extranjeras. Con un inglés poco más que incipiente, aquello había que leerlo o cuanto menos intentarlo. Así que muy pronto los términos ready to wearvelvetcatwalkgrunge o shoot, comenzaron a resultarme familiares.





Mi curiosidad era tal, que mis primas desde España, se encargaban de enviarme por correo ordinario la edición impresa del catálogo de Mango. Más bien para estar al día en tendencias y muy lejos de cualquier propósito de compra  -la primera franquicia llegaría a la isla 10 años más tarde-.




Pero si hay una fuente informativa que hizo las delicias de los amantes de la moda antes de la eclosión de la web, al menos en América, tengo que referirme a Styleel programa de moda de CNN International que estuvo en antena algo más de dos décadas. Cada sábado por la mañana, la veterana periodista Elsa Klensch entraba en nuestras casas con su sempiterna entradilla: This is Style and I'm Elsa Klensch reporting on the design worlds of fashion, beauty and decorating. Y a partir de ahí, se descubría un fantástico universo para el espectador a través de las crónicas, entrevistas y reportajes con criterio a personalidades del mundillo.




Al igual que ha ocurrido con las grandes cadenas de retail, Internet también nos ha facilitado el acceso a la moda. Quién me iba a decir años atrás que desde el mismo lugar geográfico donde empezó mi interés, tendría la oportunidad de escribir para medios especializados localizados en lugares tan dispares como Córdoba, Caracas o Madrid.

Quizás ahora haya un exceso de información, pero prevalece mi interés por aquella prensa de moda ofrecida con criterio. La misma que desprende esta web para la que acabo de estrenarme como colaboradora.

Agradezco a Lourdes Delgado, editora de Tu look habla, la invitación a participar en este espacio.


Fotos: 1/ 25mediatumblr 2/ republicofyou.com.au 3/ euskalnet.com 4/ newlantern.com












El mensaje subliminal del nuevo calzado de moda en Tu look habla


By El capricho de Marqueza.

Las hemos visto en las colecciones de alta costura de Chanel, de Celine, de Balenciaga y las vemos a todas horas por la calle.
Las deportivas y las sandalias tipo Birkenstock son la última moda para todos y para todo.





Pensadas y diseñadas para ser un calzado cómodo, para pies doloridos o que tienen que caminar mucho, las sandalias han sido el ejemplo del feismo durante años y la imagen de una turista nórdica, entrada en años y en Kilos con sus sandalias y sus calcetines siempre representó un ejemplo de lo que no se debía hacer.




Sin embargo ahora Vogue les dedica toda una galería bajo el título “ La belleza subjetiva de las icónicas sandalias alemanas se convierte en el nuevo fenómeno de moda”   y nos cuenta que  la comodidad se ha convertido en un valor en alza.





Dejando a un lado la intención de llamar la atención que es parte integrante siempre de las nuevas colecciones de moda, y la subjetividad del concepto de la belleza, que todos conocemos, hay un dato que me resulta intrigante.

Y es el de si detrás de esta nueva moda no existirá un mensaje subliminal.

Si en esta sociedad hedonista y  un poco “ pasota” que  estamos formando entre todos, esa llamada a usar calzado deportivo o extremadamente cómodo, en circunstancias y para situaciones completamente distintas de aquellas para las que fueron creadas no encubrirá en realidad otra intención.





No lo puedo evitar, pero lo que veo detrás de esta nueva moda es una llamada a vivir la relajación  en todo momento.

Una invitación a saltarnos las normas, a romper con todo protocolo o imposición y a sentirnos completamente libres y autorizados para lo que nos apetezca.




Y no me termina de gustar.




No tengo nada en contra de la comodidad, todo lo contrario, pero no creo que una fiesta de gala sea el espacio más adecuado para  hacer deporte o turismo. 

No creo que podamos dedicarnos a dar saltos o a correr los cien metros lisos en un entorno pensado para una reunión.  

Creo  firmemente que un poco de tensión es necesaria para trabajar de modo eficiente y que si nos relajamos por completo corremos el riesgo de tomarnos demasiadas confianzas.

Y ya lo dice el refrán: “ donde hay confianza, da asco”



Fotos: Vogue


Las nuevas compradoras en Tu look habla



Hace unos años recuerdo haberme dado una vuelta por la milla de oro en Madrid y haber vuelto para casa encantada porque no me había gustado nada de lo que había visto.

Ropa de crochet absolutamente transparente, vestidos tan ajustados que difícilmente le podrían quedar bien a mujeres que no tuvieran un cuerpo escultural, escotes vertiginosos…


Era el momento del pelotazo y en la escena financiera buena parte de los grandes ejecutivos acababan de cambiar su mujer de toda la vida por una joven impresionante.

Ellas eran las nuevas compradoras de la moda de los grandes diseñadores. Chicas que pasaban buena parte de su tiempo machacándose en los gimnasios  para resultar mujeres 10 y que querían que ese esfuerzo luciera más allá de la intimidad.






Miro la nueva moda y las tendencias que se reflejan en las pasarelas y me doy cuenta de que las nuevas compradoras son las mujeres de los también nuevos ricos de los países emergentes.


Desde los mafiosos rusos a los millonarios asiáticos pasando por los consabidos productores de petróleo, las clientas de los modistos ya no son las señoras de antes que querían por encima de todo ser elegantes.




A las nuevas clientas les encanta la extravagancia y que se note claramente que tienen dinero.

Quizá por eso proliferan los brillos, la opulencia y lo llamativo, frente a la discreción de antaño cuando una de las reglas de oro era que la ostentación era sinónimo de mal gusto.





Las demás acabamos por ir detrás de ellas porque nos terminamos por adaptar a lo que nos enseñan y porque gracias a los pases magistrales que hacen las actrices y modelos en todos los “saraos” y festivales que nos muestran las revistas, esos modelos terminan por parecernos apetecibles.




En lo que a mí respecta, trato de conservar la cabeza fría y no dejarme llevar por lo que me meten por los ojos.


Aunque eso sí,  la tendencia de este año de volver a la estética de los cincuenta que se vio en la última gala Met y que tanto le gusta a las chicas de la “ Armada Rusa” me encanta, así que me la pongo feliz en versión “low cost”


Presentación en Tu look habla

Cuando Lourdes, la editora de este blog, me propuso colaborar con ella, escribiendo alguna entrada para él, le contesté encantada que sí.

Conocí “Tu look habla” hace unos meses echando una ojeada a los blogs de Hola.com.
Su nombre me atrajo y cuando leí que se trataba de acercar la teoría de la moda a las lectoras, caí en la cuenta de que ni siquiera sabía de la existencia de una disciplina que estudiara la moda como fenómeno.




Siempre me he rebelado contra la consideración de la moda como algo superficial.
Es cierto que todos conocemos personas que no piensan en otra cosa y que no persiguen más finalidad que atraer las miradas del resto, pero ni todos los que van a la moda caben en ese cajón, ni siquiera se puede simplificar tanto con ellos.




Posiblemente cada uno de nosotros tenga su propia teoría sobre la moda, sus criterios personales y una serie de razones por las que se decanta por una determinada imagen y no por otra.


Leyendo y comentando en el blog de Lourdes me he dado cuenta de que, al menos yo, tengo la mía personal y eso es lo que trataré de transmitir desde este apartado de “ Tu look habla”




Porque por supuesto que el nombre del blog es una verdad inmensa. Tu look dice muchas cosas de ti sin necesidad de palabras.
No en vano, nuestra imagen es lo primero que ven los que tenemos enfrente y al lado y esa primera impresión va a depender en muchos casos, lo que de nosotros piensen.
Hay mucho más que nuestra indumentaria detrás de lo que cada día nos ponemos. E incluso en las personas que no se preocupan o más mínimo por lo que llevan encima, su ropa nos cuenta cosas y nos da pistas.



A partir de ahora, cada semana escribiré una entrada para este blog. Será un complemento del mío
Allí saco mis looks favoritos y aquí comento y opino sobre moda y sobre estilo de vida.
 Porque al final todo se relaciona 
  

Mi agradecimiento profundo a Lourdes y mi deseo de que vosotros que seguís su blog y por supuesto, ella misma, os encontréis a gusto en esta nueva sección. 


Autora: Curra Márquez
Fotos: Julián Herrero

Modest Fashion en Tu look habla

Recomendaciones. A este libro habrá que tenerlo en cuenta.
Una nueva revolución se está produciendo.

Las nuevas Mipsterz llegan a la alta costura.

¿De qué nos está hablando este movimiento? 

Pienso que una nueva revolución cultural está naciendo. Y justamente a través de la moda. Gran cauce para la transformación del mundo en la actualidad. Mejor diría...el único desde el punto de vista material.

Qué otro cauce sino este, se está demostrando como el más eficaz para difusión de las ideas.

La sociedad a través de los media está manifestando su necesidad, su hambre de ideas que transformen el mundo y lo alimenten como este necesita. Sin promesas vacías.

Hace unos días Antonella Broglia, en Slow Fashion nos hacía un llamamiento a no mirar hacía otro lado cuando detectásemos un problema.Yo iría más allá y diría transformemos los problemas en oportunidades.

sourceelegance.tumblr.com
Esa es la gran capacidad del ser humano. Tranformar el mudo para hacerlo más habitable. Este movimiento es transformadoramente estético. Delicioso. Elegante.

Vogue.it

Stella Jean.it
Te animo a conocer más sobre este tema en mi blog Tu look habla en Look & Fashion de hola.com.