REBAJAS



Por Curra.

Llega julio y con él la temporada oficial de rebajas. Y digo la oficial, porque en cantidad de tiendas y webs hace tiempo que los precios están ya rebajados.

La verdad es que, a pesar de que en la actualidad  las cadenas low cost nos ofrecen ropa a precios más que razonables, la palabra rebajas sigue evocando la idea de permiso para gastar.

En una sociedad tradicional de tipo europeo la idea de  gastar no tiene buena prensa y lleva consigo un halo de poca cabeza y de superficialidad que no nos gusta.
Frente a la sociedad de consumo americana, nos gusta invertir y saber que nuestro dinero va a ser usado de una forma que nos beneficie.



En la mayor parte de los casos no necesitamos comprarnos nada nuevo. Es más, posiblemente nos viniera bien deshacernos de todas esas cosas que compramos siguiendo el impulso del momento y que están muertas de risa en el armario.

Porque, seamos sinceras. ¿Verdad que casi siempre nos ponemos las mismas cosas y recurrimos a las prendas con las que nos sentimos a gusto?

Entonces ¿ Por qué esa emoción con las rebajas?


En mi caso tengo claro que aparte de una afición desmedida por la ropa, que siempre me genera ganas de tener algo más, está esa sensación de ser inteligente y sensata que los vendedores mantienen hábilmente.

No necesito unas nuevas sandalias, está claro, pero si me ofrecen  un modelo atractivo  y me lo ponen por debajo de su precio “ normal” es muy fácil que me apetezcan y que la sensación de capricho de la compra sea sustituida por la de habilidad para conseguir un artículo barato.




Consiguen que me sienta bien y me quitan de un plumazo la posible falta de racionalidad del gasto.


Me han convencido de que soy más lista que ellos y me dejan ganar una batalla inexistente, en la que su aparente derrota, no es más que un nuevo cargo en mi trajeta de crédito.



La Inframoda en Tu look habla

Por Gabriel Guillem,  Antiguo redactor de la Crítica de Blogs.

Imaginemos por un instante a una persona que habla imitando un idioma que realmente desconoce. La oiremos emplear palabras cuyo significado real ignora y forzará su pronunciación para hacerla lo más parecida posible a “la idea” que tenga del idioma que imita.
La moda como medio de expresión sufre a veces de una alteración de su código similar al de la persona que parlotea un lenguaje que desconoce. Se emula un estilo sin saber realmente su significado y sin que guarde relación con la realidad social, cultural, en la que se vive. Al consistir en la reproducción de modelos proyectados “desde arriba” esta incoherencia tampoco supone una aportación de creatividad que cuestione patrones heredados por la tradición. Este comportamiento propio de la moda actual de las clases populares, convertidas en grupos de consumidores, tiene un largo desarrollo histórico vinculado sobre todo a los avances de los medios de comunicación gráfica en el siglo XX: prensa, cine, televisión e Internet.  

Sosteniblilidad

Sin embargo dentro de este proceso hay lo que podríamos dar en llamar una Inframoda. Una moda marcada por un tiempo más lento, exenta de tendencias, no atemporal pero sí radicada en lo que podríamos definir como un clasicismo arraigado en la tradición del pueblo. En esta inframoda, denominada así por estar en un ámbito subyacente al desarrollo de la Moda con mayúscula, hallamos una veracidad, una lógica del vestir de forma acorde a valores culturales, incluso antropológicos, que hunde sus raíces en la sabiduría de la costumbre y se despliega en imágenes como la  de las mujeres sentadas tomando el fresco en el banco del parque de un pueblo. Hay en ellas, en su vestir, menos moda, entendida como imitación de gustos efímeros, pero más dignidad en cómo hacen que su estilo personal no sea la ridícula imitación del último escaparate de una avenida comercial.
Esas señoras cuyo vestuario de verano consiste en no más de cinco vestidos, a menudo cosidos por ellas mismas, de discreto estampado, con los que pasan la mayor parte de los años de su vida, de una forma decorosa, sin alardes, pero llenas de un encanto, una autenticidad, cuya belleza es esencial no accesoria. Como en su hablar en su estilo no hay expresiones afectadas ni acentos impropios.
¿Es la Inframoda un simple estar pasado de moda? Puede parecerlo, pero no es así. La observación detenida de esa otra moda que hallamos en los mercadillos, en las tiendas de los pueblos y de los barrios populares, es siempre nueva aunque no responda a los dictados de la gran industria de la moda. No es vintage, es ropa –no moda- confeccionada para un amplio sector de la sociedad que no demanda la última tendencia sino aquello que la experiencia les indica que “les va bien”. 


A veces una prenda básica de esa Inframoda, como son las alpargatas de toda la vida, “les espardenyes”, son convertidas por obra y gracia del márquetin en un artículo de moda.
En la línea de la Moda Sostenible (Slow Fashion) la Inframoda desvela la paradoja de cómo son muchas las personas que podrían hallar más fácilmente su estilo empleando un código de expresión personal, auténtico, atemporal, consistente en pocas prendas básicas que perdiéndose en el laberinto de tendencias y propuestas que se les proponen cada seis meses.     



Menos es Más en Tu look habla

Asun Mayor 


El viejo continente, el parque temático de arte, historia y cultura para el resto del planeta, lleva una temporada de abdicaciones. Empezó la casa de Orange-Nassau, siguió la de Sajonia-Coburgo-Gotha, más conocida como casa real de Bélgica, y ha seguido la casa real de España, con la ceremonia más austera.    

Reina Letizia
 Reina Letizia,  Foto: abc.es

La austeridad no es nueva en la casa real de España. La reina Isabel II tenía por costumbre destinar a obras de caridad el mismo importe que se destinaba a los fastos en la corte; su nuera, la reina María Cristina, habituada a la severidad de los Habsburgo y observando luto riguroso por el fallecimiento del rey Alfonso XII, redujo las celebraciones a tal mínima expresión que servidumbre y nobleza se quejaban de lo aburrida que era la vida en la corte, no digamos en palacio. Ya en el exilio, la familia real española, excepción hecha de la reina Victoria Eugenia, anduvo muy cerca de pasar privaciones, tan cerca que la muerte del rey Alfonso XIII, en el más absoluto anonimato, inspiró estos versos inéditos, atribuidos a Agustín de Foxá: "en una cama de hotel / yace muerto el rey de España".



Diana de Gales, Museo Iconos de moda Newbridge, Irlanda
Diana de Gales, Museo Iconos de moda Newbridge, Irlanda



Y austeridad ha sido la nota de los nuevos reyes. El uniforme de capitán general del rey Felipe eclipsó a todos los fracs, smokings y trajes oscuros. La reina Letizia lució unos pendientes de diamantes y la alianza matrimonial como únicas joyas. ¿Signo de los tiempos? ¿Voluntad de marcar una línea de actuación en un país que está apenas saliendo de la peor crisis de su historia? ¿Estrategia? Lo más probable es que se haya tratado de una mezcla de estos y más factores, pero lo cierto es que el efecto fue una actitud que imponía respeto.







Austeridad es también la nota del papa Francisco. En una entrevista[1] concedida a Henrique Cymerman, el papa comentaba que el pueblo perdona deslices amorosos a su pastores y perdona también deslices doctrinales; lo que no perdona, sin embargo, es que sean ostentosos y no vivan la pobreza. Sin entrar en disquisiciones ascéticas o teológicas acerca de tener o no tener o de la supuesta libertad interior que proporciona el no estar atado a aspectos materiales, hay que reconocer que el mensaje que envía la pobreza como virtud, no el pauperismo chocarrero con el que millonarios y nuevos ricos de pacotilla pretenden cerrar la boca de la crítica, es un mensaje atractivo. La austeridad, la sencillez ― que a estas alturas ya sabemos que no están reñidas ni con la elegancia, ni con el señorío, ni con el saber estar ― son virtudes profundamente seductoras por su autenticidad.



Diana de Gales, Museo Iconos de moda Newbridge, Irlanda
Diana de Gales, Museo Iconos de moda Newbridge, Irlanda

El mundo de la moda en la infancia en Tu look habla

La moda al igual que nuestra vida pasa por diferentes etapas:infancia,adolescencia y madurez o edad adulta.Cada una de ellas es única y deferente.

Mi niña vestida por su abuela

La infancia es esa época donde están muy presentes los valores paternales,que, quizá en un futuro no muy lejano sean de gran utilidad.Es aquí, en donde todos los que nos rodean quieren opinar,decir,mandar etc

Hecho a mano por una amiga de la abuela

Bisabuelas,abuelas,tías o madrinas, tratan de dar, o casi diría de "imponer", su visión de la moda en estás pequeñas criaturas,chocando muchas veces con las ideas propias de los padres e incluso, llegando a producirse una pequeña "guerra" de estilos.
Vestida por mamá


¿Por Qué? La respuesta es muy sencilla:la diferencia generacional entre los miembros de una familia es tan grande que no es de extrañar que se produzcan este tipo de situaciones.
La clave:hallar el equilibrio entre estos mundos tan dispares,entre lo clásico y lo moderno.Desde luego no es tarea fácil,lo digo como madre.
Se hace mayor
Comienza la aventura

Nuestra manera de ser siempre influye en nuestra manera de vestir y eso lo trasmitimos a nuestros hijos.Es como verse reflejados en un "yo" pequeño.Siempre hay que tener presente que nuestros hijos crecen,se hacen mayores y empiezan a tener ideas propias,y llegará ese momento(o no) en que nostras(las madres) también "choquemos" con ellos.
Con estilo propio
Fotos:propias

Colecciones 'Crucero' 2015 en Tu look habla

Por Rocío Pepén

Desde hace unas semanas las firmas de moda están presentando las nuevas propuestas 'Crucero' o 'Resort'. Ideadas en sus comienzos como colecciones para la clase alta que viajaba a destinos cálidos en las vacaciones de invierno, con el tiempo, su concepción original ha ido evolucionando y hoy el término se asocia más bien, a prendas de transición. Aún así, hay que puntualizar que no hay una regla exacta ni un patrón fijo a la hora de crear una línea de estas características, pues cada diseñador tiene su particular punto de vista al respecto e interpreta esas supuestas prendas de entretiempo de manera distinta. La veteranía de Ralph Lauren, el exotismo de Naeem Khan, la juventud de Rosie Assoulin y el estilo 'jet set' de Michael Kors, ponen el toque de América en nuestro post especial 'Crucero' 2015.




MICHAEL KORS

Considerado uno de los máximos exponentes del sport de lujo, Michael Kors se suma a la tendencia 'Normcore' y ha querido crear para ello, una de las colecciones más 'normales' que se recuerdan. Para Kors, una colección 'resort' tiene que funcionar durante todos los meses del año, por eso, veremos jerséis de lana con shorts o prendas ligeras superpuestas en donde el trench o la parka tendrán protagonismo. Vestidos camiseros, pantalones ligeramente acampanados y accesorios en piel o rafia, dan el barniz a unos looks muy naturales que se alejan de toda ostentación. Los colores rosa pastel y malva con efecto tie-dye, serán las únicas salidas de tono de una paleta compuesta por colores básicos como el blanco, negro y caqui.




ROSIE ASSOULIN

Aunque hace tan solo un año que Rosie Assoulin debutó en el mercado con su firma homónima, el talento de sus creaciones merece un apartado en nuestra selección. Para la diseñadora norteamericana, sus prendas emanan su pasión por el estilo clásico y el color block, mostrando asimismo, una especial predilección por la seda.

La interpretación de Assoulin del concepto 'resort' se aplica más bien a una salida nocturna en donde priman los trajes largos y algún vestido de cóctel. Sus prendas apuestan por el estudio del volumen, las formas arquitectónicas y las asimetrías, señas de identidad que han tenido una gran aceptación hasta la fecha y aunque puedan resultar menos ponibles, no dejan de ser por ello, absolutamente favorecedoras.




RALPH LAUREN

Si Assoulin representa la savia nueva, Ralph Lauren encarna la veteranía en la moda made in America. Serán sus acertados ejercicios de estilo, con esa manera de lograr que lo aparentemente sencillo se convierta en algo sofisticado, lo que cautive a un público que se mantiene fiel a los diseños de la casa del poni. 

Vestidos con caída, prendas metalizadas y cortes asimétricos para una mujer que mantiene el glamour las 24 horas del día y que viste de blanco, negro y dorado.




NAEEM KHAN

Noviembre de 2009 marcó un antes y un después en la carrera de Naeem Khan. En esa fecha, tuvo lugar la primera cena de Estado que el matrimonio Obama daba en la Casa Blanca y Michelle, apostó por un modelo del diseñador de ascendencia india. La proyección que tuvo la firma gracias a la primera dama de los Estados Unidos, supuso el espaldarazo definitivo para quien fuera en sus inicios asistente de Halston.

Para su colección 'crucero', Naeem Khan ofrece un abanico de propuestas: caftanes, túnicas, jerséis de punto con lentejuelas o pantalones cortos plisados conforman su línea más reciente. Especial atención merecen los vestidos y camisas en donde los bordados, el punto fuerte de Khan, alcanzan su máximo esplendor.



Fotografías: Cortesía de Michael Kors, Rosie Assoulin, Ralph Lauren, Naeem Khan.

White Pool en Tu look habla

Hello everyone! As you know since we're in summer I love researching in this field about looks, new trends, appropriate places for each outfit.  Well, today I have posted a very cool look, ideal to go to " take a walk" or to put it on in a party, with high heels. With a total white you will feel very summery, in my point of view is the traditional color for summer time, it will never disappoint us, and it is a "must" in our wardrobe, Do you already have yours?

Hola a todos! Como bien sabéis ya estamos en temporada de verano, y a mi me encanta investigar en este ámbito en cuango a looks, nuevas tendencias, lugares adecuados para cada outfit. Pued bien, hoy os he traido un look muy fresquito, ideal tanto para ir a " tomar algo" como para ponérselo una fiesta de noche, conjuntándolo con unos tacones o cuñas. Con un total white te sentirás muy veraniega, ya que a mi modo de ver es el color tradicional del verano, nunca nos defraudará, y es un must a tener en el armario, ya tienes el tuyo??










MASSIMO DUTTI: dress. ZARA: necklace.

Básicos en Tu look habla


 Por Curra

Básicos, fondo de armario, ropa clásica…. Distintas denominaciones para esas prendas que son la base de nuestro guardarropa y que combinadas con los accesorios de tendencia nos permiten ir bien siempre.

A pesar de que hay cientos de listas, yo creo que cada uno tenemos la nuestra pesonal.

Esa ropa que a pesar del paso de los años nos sigue gustando, que parece que no tiene nada especial, pero que nos hace sentirnos bien.



El pantalón con un corte impecable, la camisa a la que siempre acabas recurriendo porque te saca de mil apuros, los zapatos cómodos, cómodos en los que tus pies se sienten como en zapatillas.


Son esas cosas que nos gusta que nos acompañen siempre. Que cuando envejecen no nos queda otro remedio que sustituir. Y que nos suponen más de un quebradero de cabeza porque no siempre encontramos otras que ocupen dignamente su lugar.




Hace unos años, cualquier elegante te diría que en su lista de imprescindibles estaba un traje de chaqueta, un abrigo bien sentado, unos zapatos de salón, un bolso de asa corta y una blusa bonita y camisera.


Los tiempos han cambiado y nadie dudaría en colocar en primer lugar del ranking a los vaqueros, a la parka oscura para el invierno – que en las últimas temporadas puede ser también verde militar-  a la camiseta que va con todo y  al foulard o la pashmina para envolver el cuello.
Y en los pies botines en invierno y sandalias en verano.



El color negro ha pasado de ser la excepción que se usaba para lutos y ropa de fiesta, a ocupar el lugar del protagonista absoluto en toda época del año.  Y en determinados ambientes es sinónimo de una ideología que se tiene por progre o de una estética tipo gótica.
Y últimamente parece que la apuesta general que lo mismo sirve para clásico que para moderno es el look blanco.

Lo que no cabe duda es de que cada una tenemos nuestro estilo y las cosas con las que mejor nos encontramos
 Esas prendas las que nos permiten estar más a gusto  y con las que de verdad nos sentimos reflejadas y mucho más nosotras mismas.
Esa es nuestra moda y a la que nunca debemos renunciar



 Fotos: Julián Herrero para El capricho de Marquez@

Storytelling: The blacklist en Tu look habla

Por Asun Mayor


Un hombre entra en la sede central del FBI y se dirige a la cabina blindada de recepción. Después de dar su nombre y confirmar que no tiene cita con la persona que va a ver y mientras la empleada entra sus datos en el registro de visitantes, se dirige al escudo inmenso en el centro del vestíbulo, deja el maletín, dobla con cuidado el abrigo y lo deja encima, se quita el sombrero, lo añade al conjunto, se arrodilla y cruza los brazos detrás de la cabeza. Las alarmas se disparan y, desde todos los ángulos, soldados armados apuntan a la cabeza del hombre que, impávido, espera el desarrollo de los acontecimientos.

Estamos, como muchos lectores habrán adivinado, en la primera escena de The Blacklist, la serie de Jon Bokenkamp producida por NBC, de estreno reciente en España. Si la menciono aquí es porque uno de los aspectos que han atraído al espectador, según los expertos de audiencia, ha sido la elegancia y el saber estar del protagonista. Y aquí es donde nos preguntamos por qué nos atraen estas facetas en alguien que por otra parte es un asesino sin escrúpulos, capaz de matar con la mayor sangre fría imaginable, y cuál es el mecanismo de nuestro cerebro  que detecta dichas facetas y nos lleva hacia ellas como clips atraídos por un imán.

Vamos primero a por la elegancia. La palabra se acuñó en la antigua Roma y procede del verbo "eligere", que significa escoger entre lo mejor. Según la RAE la elegancia es "la forma bella de expresar los pensamientos"  mientras que elegante significa "estar dotado de gracia, nobleza y sencillez"Podríamos decir que a nivel de inconsciente y con independencia de la moda, las tendencias artísticas de cada momento o las convenciones sociales, nuestro cerebro se ve atraído por aquello en lo que detecta armonía porque le produce placer. En nuestro protagonista, su persona, lo que se desprende del conjunto, rezuma armonía. No solo de estilo y colores, que también, sino porque es como si existiera un excipiente, hablando en términos farmacéuticos, que hace que el todo funcione. Es ese "no se sabe qué", que cuando no está se echa de menos y cuando está es muy difícil de definir. Es lo que conocemos por saber estar.

¿Como se define"saber estar"? Hace más de cien años Rudyard Kipling  lo definía así en uno de sus poemas más conocidos: "...si hablas con el pueblo y guardas tu virtud, si marchas junto a reyes,  con tu paso y tu luz..." (1). Aplicado a nuestros días podríamos decir que es "Saber comportarse de acuerdo al entorno en el que uno se encuentre, sin que ello suponga la pérdida de la propia personalidad". El protagonista de la serie trata con traficantes de droga, detectives, senadores y marchantes millonarios no solo sin perder la compostura, sino también - y esa es la clave del saber estar- como si cada uno de los diferentes ambientes fuesen ese en el que se mueve de manera habitual.

No es casualidad que en un mundo en el que la zafiedad alcanza niveles galácticos (¿hay alguien que no pueda citar sin necesidad de pensarlo a dos o tres millonarios conocidos por su vulgaridad y sus salidas de tono?) una serie gane audiencia por el porte y la elegancia de su protagonista, con el que afortunadamente, el espectador de a pie no tiene ningún punto en común. Ojalá sea la manera que tiene el inconsciente colectivo de identificar aquello que le gusta en una jungla de sinsentido.



(1) Rudyard Kipling. "If...". Reward and Fairies, Londres 1910.



Me presento en Tu look habla


Por Beatriz Fernández

Cuando Lourdes me comento si quería unirme a este maravilloso proyecto, no daba crédito. Sinceramente, me quedé totalmente bloqueada. Reflexionando, me di cuenta de que la vida me ofrecía una increíble oportunidad y este tren que pasaba por mi puerta tenía que cogerlo.Poder trabajar con gente única y en lo que más me gusta,era algo que no podía dejar pasar.

Me considero una persona sencilla,amante de la moda por los cuatro costados. Mi objetivo prioritario es mostrar mis inquietudes e ideas dentro de este mundo fashion.





Creo que la moda es algo más que una tendencia o un simple look.La moda es parte de nuestra vida queramos o no y nos guste o no,siempre va estar ahí.Nuestro mundo,el que nos rodea día a día,nuestros sentimientos o nuestra manera de ser, nos hace elegir una prenda u otra.





Nuestra vida pasa por distintas etapas y nuestra manera de vestir igual.Buscar nuestro propio estilo no es una tarea dura, siempre y cuando seamos nosotros mismos.Sabemos lo que nos queda bien,lo que nos gusta y lo que nos favorece.Sólo nos falta encontrarlo. Efectivamente tu look habla.




Fotos: Propias

Moda ética con aires caribeños en Tu look habla

Por Rocío Pepén

Tengo la impresión de que poco a poco vamos adquiriendo una mayor conciencia de la cadena que hay detrás de una prenda de vestir. O al menos eso sería lo deseable. Desde que nace en el imaginario del diseñador se inicia un proceso en donde intervienen algunos factores como son la selección de los tejidos, el tipo de confección, la mano de obra, las condiciones sociales del trabajador o la propia distribución.

La historia detrás de un vestido o de una chaqueta puede tener tanto o más valor que el objeto en sí.

En estos días he descubierto la moda de Stella Jean. Y no sé qué admiro más de lo conocido hasta el momento. Si la perseverancia para alcanzar su sueño de convertirse en diseñadora, el homenaje a su herencia cultural a través de la ropa que crea o bien el componente ético que albergan las prendas de su nueva colección.

Lookbook primavera-verano 2014 de Stella Jean


Criada en Roma, de madre haitiana y padre italiano, Stella Jean lanzó su primera línea en 2009. Buscando proyección y respaldo económico para sacar adelante su firma, se presenta sin mucha suerte dos veces consecutivas a la versión italiana del concurso Who's On Next, el certamen que apoya a jóvenes talentos y cuenta con el patrocinio de la revista Vogue. En 2011 y tras su tercer intento, se alza con el triunfo y arranca oficialmente una carrera que avanza a velocidad de vértigo.



La filosofía de la firma tiene muy presente el mestizaje de la creadora. Fusiona el exotismo de su herencia creole con la artesanía de sus raíces italianas. Apuesta por la mezcla de estampados en donde cobra protagonismo el wax, -el tejido de algodón con dibujos coloridos típicos de África- y las rayas de camisa de factura europea.

"Aunque nació realmente en Asia, el wax es el símbolo de la zona este africana. Elegí este tejido porque mi madre me inculcó un orgullo abrumador hacia la gente de Haití. Los estampados se combinan con blusas de rayas que simbolizan Europa, y de manera particular representan mi rama paterna."  -Stella Jean, Matchesfashion.com




Así, los modelos presentan estampas que bien podrían trasladarnos al corazón de cualquier mercado antillano. La vistosidad de una papaya que danza con el vaivén de una falda o la reproducción de una lucha de gallos de hermoso plumaje, son solo dos ejemplos de la exteriorización de su identidad cultural.

"La moda es para mí una de las formas de comunicación más auténticas". Stella Jean, LÓfficiel.




Pero más allá de la empatía que me produce el hecho de que ambas seamos una mezcla del sur de Europa y de la América insular, merece mi admiración su responsabilidad social y participación activa en la Ethical Fashion Initiative, el programa de moda ética de Naciones Unidas, que conecta a diseñadores y artesanos marginados con el objeto de hacer moda de manera más justa.




De este modo y siguiendo unos sólidos códigos éticos y económicos, los diseños de Stella Jean se han confeccionado con tejidos hechos a mano por mujeres de Burkina Faso, mientras que la elaboración de los accesorios corre a cargo de creadores de Kenia y Malí. 


Stella Jean



Pero las comunidades más desfavorecidas de África no son las únicas que participan en este proceso, pues Jean ha expandido la producción a su país de origen, confiando a artesanos de Puerto Príncipe la creación de las joyas.

"Creo que la moda puede ser realmente innovadora cuando funciona como un puente entre diferentes culturas. Vivimos en un mundo globalizado. La gente viaja y se lleva consigo sus antecedentes sociales, lo que hace que su cultura se internacionalice. Esta moda representa una forma de trabajar responsable. Es por eso que me sumé al programa de moda ética de Naciones Unidas". Ethical Fahion Initiative

Frente a la corriente minimalista y austera en la moda, Stella Jean imprime el color y el sabor del Caribe con prendas arrebatadoras.

¿Qué impresión te producen los diseños de Stella Jean? 


Fotos lookbook primavera-verano 2014, cortesía de Stella Jean & Zimbio.

Moroccan leather en Tu look habla

Well as you know I love researching about fashion, textiles and others. Well, today I brought you some info from Africa, specifically one of the areas I visited not long time ago, Tanger Morocco I love handmade things, especially the high quality of its leather: handbags, shoes, drums, jackets, puff and bags are some of the most important articles .There you can visit the complete development process of the skin and the traditionalway to stain leather.

It is divided into two areas: the jars of white ammonia, used for the first treatment of raw materials and jars of colors used to paint leather during 4 days.Tanneries are surrounded by shops with terraces where you can see the hard work of the craftsmen. You can also observe the jars full of natural dyes half-meter as saffron, ammonia and pigeon poop to stain leather. I remember that they gave us gave us a piece of mint to remove the odor.
Here you have the look with my Moroccan bag!

Bueno como ya sabéis me gusta mucho investigar acerca de la moda, los tejidos y demás. Pues bien, hoy os he traído un poco de info de los tejidos provenientes de África, en concreto de una de las zonas que visité no hace mucho, Tánger Marruecos.Me encanta su artesanía, y sobre todo la gran calidad de sus artículos de piel: bolsos, zapatos, tambores, cazadoras, puff y maletas son algunos de los articulos de piel más cotizados. Allí se puede visitar el completo proceso de elaboración de la piel y la manera tradicional de tintarla.
Se divide en dos áreas: la de tinajas de amoniaco blanco, usadas para el primer tratamiento de las pieles crudas y la de las tinajas de colores, usadas para pintar pieles en remojo durante 4 días.

Las curtidurías se encuentran rodeadas de tiendas con terrazas desde las que se puede observar el duro trabajo de los artesanos. También se pueden observar las tinajas de medio metro cargadas de tintes naturales como amapola o azafrán, amoníaco y caca de paloma que curten la piel.Recuerdo que a los turistas nos daban una ramita de hierbabuena para sobre llevar el mal olor.

Aquí os dejo el look con el bolso Marroquí!

















Fofos para Gomodeblog de Nacho Sancho.

¿Por qué nos atraen los artículos de lujo? en Tu look habla


Por Curra 


Quien esté libre de culpa que tire la primera piedra, porque no conozco a nadie- miento, tengo un cuñado que odia las marcas de lujo, pero posiblemente por idéntica razón que a los demás nos atraen – que no haya deseado alguna vez ser el afortunado poseedor de un artículo de lujo.


Supongo que en los albores de la moda, cuando la forma de vestir y el atuendo que llevaba cada uno, era un signo de la clase social de donde provenía, la adoración por los artículos de lujo tenía mucho que ver con el sentido de pertenencia y con ese aura especial que rodeaba a los privilegiados de la nobleza, diferenciándolos de la alta burguesía.



Supongo que cualquiera de las sirvientas de María Antonieta y no hablemos de las burguesas que la veían pasar en su carroza, se hubiera muerto de ganas de poder lucir alguno de sus maravillosos vestidos, por no hablar de sus joyas.

No se trataba de que no se las pudieran comprar. Posiblemente las mujeres de los grandes comerciantes tuvieran acceso a ellos, pero era algo exclusivo, un signo especial de una clase privilegiada


En la actualidad, el lujo se ha democratizado y determinados artículos están al alcance de buena parte de los bolsillos de las personas del mundo occidental.
Las bloggers de moda que son las modernas cenicientas, chicas normales en su mayoría que han logrado hacerse famosas sólo mostrando su forma de vestir, nos enseñan cada día bolsos y zapatos de firma, como ese oscuro  objeto de deseo.

Y los mayores ingresos de las casa de lujo no están en sus colecciones de ropa, prácticamente inaccesibles – salvo para sus 400 compradoras – sino en los artículos más normales.


Un perfume, una barra de labios, un esmalte de uñas….envueltos en imágenes de mujeres arrebatadoras que parecen tener el mundo a sus pies, son objeto de culto y despiertan en nosotros el deseo de sentirnos triunfadores, privilegiados, diferentes y únicos.


Ligne de maquillage, Dolce & Gabbana, make-up, Monica Lipstick

La mayoría de las veces aceptamos, casi como artículo de fe, que su mayor calidad justifica un precio que es el doble, el triple o incluso diez veces el de sus semejantes y no nos preguntamos más. 

Nos dejamos seducir por esa imagen publicitaria que en el fondo no deja de ser un recuerdo de lo que el lujo significaba en sus comienzos, e incluso en muchos casos nos enfadamos porque los asiáticos falsifican esas piezas y luego las venden en los mercadillos.



A ese respecto yo siempre recuerdo el excelente artículo que en su libro de Historia de la filosofía, escribió Luciano de Crescenzo y lo llamó el abogado Tanucci
Y me digo que no voy a ser ni una pizca mejor por tener un bolso de Louis Vuitton o usar el  “rouge” de Chanel.


Con todo, no soy del todo inmune a los cantos de sirena del lujo porque me muero por los perfumes buenos y por más que intento tragar con las réplicas, nunca me huelen igual.