Venice Italian Fashion


We are here,Venice! I was delighted to find just outside the train a water channel full of gondoliers, bright sunshine, tourists willing to explore every corner of the city. It's beautiful. And what I like most is that despite being a tourist town, you can always find narrow streets, craft shops and typical restaurants. It's like being in a modern town! Here you have one of the looks that I wore to visit the city, don´t miss it!

Hemos llegado a Venecia! Me ha encantado encontrarme nada más salir del tren todo un canal lleno de gondoleros, un sol radiante, turistas dispuestos a recorrer cada rincón de la ciudad. Es precioso. Y lo que más me gusta es que a pesar de ser una ciudad turística, siempre te puedes encontrar en sus estrechas calles tiendas artesanas y restaurantes típicos. Es como sentirse en un pueblo moderno! Aquí os dejo uno de los looks que he utilizado para visitar la ciudad, no os lo perdáis! 










VERO MODA: dress. NATURA : sandals: PARFOISE: bag. 

Vacaciones de verano



Por Curra 

En Europa estamos en pleno verano y en el Norte de España las temperaturas por fin se acomodan a la estación climática.

Parece que en un tiempo que tradicionalmente se asocia a vacaciones, a tiempo libre y a disfrutar, le añadimos ese plus delicioso de dejar de un lado la indumentaria arreglada para decidirnos por otra más cómoda y descomplicada.




Sentadas en una hamaca playera, disfrutando de un paisaje delicioso o practicando la actividad que más nos gusta,  nuestro aspecto queda relegado a un segundo plano.



Es posible que el sentirnos bien, el disfrutar de tiempo para nosotros ( en mi opinión el lujo mayor que nos podemos permitir) y el relajarnos, nos haga estar más guapos.

Piel dorada, tonos alegres, risas y sonrisas son muchas veces mucho mejores complementos que el más sofisticado de los trajes.




Así que desde aquí, os invito y me invito a mí misma a sacar todo el jugo a este tiempo de verano y a encontrarnos de nuevo con esas cosas que la rutina y las obligaciones nos impiden aprovechar el resto del año.


Estaré fuera y sin Internet un tiempo, así que me despido hasta el mes de septiembre.

Disfrutad mucho y no dejéis de ser felices que estamos todos mucho más guapos.


 Fotos: El capricho de Marquez@



COMPROMISOS

Por Asun Mayor

En Japón se cierran jardines de bonsáis. En la cuna de esas pequeñas maravillas que nos permiten disfrutar en casa de olmos, arces, pinos, robles y madroños, la afición se pierde.

No hay una única razón que explique este fenómeno porque, como todo fenómeno sociológico de cierta envergadura, son varios los factores que influyen. La falta de tiempo ha sido una causa importante. En una sociedad donde todo funciona rápidamente y la meta es ganar tiempo, dedicarse a observar árboles para comprender qué necesitan y cuándo es el momento adecuado para darles este o aquel cuidado, puede llegar a ser inviable. La falta de espacio es otra.

bonsaimania.com


Sin embargo, hay una razón de fondo que lo envuelve todo y que subyace arropada por la falta de tiempo y espacio, y es el rechazo al compromiso. Un bonsái, como cualquier ser vivo que dependa de uno, es un compromiso cuya fecha de caducidad se sitúa a años vista, de hecho los bonsáis llegaron a ser parte de las herencias de padres a hijos en otra época y era responsabilidad de quien los recibía mantenerlos en vida, cuidarlos y legarlos a su vez. Un compromiso que atraviese generaciones es difícil de asumir.

www.lailusiondevivir.com



La sociedad japonesa es una sociedad estresante, competitiva y dura, con tasas de suicidio elevadas en cualquier franja de edad. Desde 1945, cuando el ejército japonés se rindió sin condiciones, los japoneses han debido reestructurar muchas veces sus convicciones más profundas, desde la no divinidad del emperador a la quiebra de compañías emblemáticas y sus consecuencias de desempleo, en una cultura donde el trabajo de por vida y la vinculación afectiva con la empresa es tan natural como respirar. Todo ello ha dejado traumas profundos en la psique colectiva y es en esa reestructuración donde podemos, quizá, encontrar la razón por la que hoy en día se rehúye el compromiso.

www.invernaderosyjardines.com

Y, mira por dónde, resulta que nuestro país le lleva la delantera a uno de los países más avanzados del planeta y aunque las razones sean muy distintas, también se encuentran enraizadas en nuestra historia reciente. Durante demasiados años y en demasiadas cosas hubo que asumir compromisos dictados por la sociedad, el ambiente, "lo que había que hacer", y esos compromisos se asumieron desde la ignorancia y sin vuelta atrás. Por eso ahora es tan bueno no asumirlos, porque estamos aprendiendo a distinguir cuáles valen la pena y cuáles no y esto lo decide cada individuo en lugar de ser la sociedad, la legislación de turno o la voz de la autoridad quienes decidan por él. Y a eso se le llama libertad y es, con el amor, la más grande de las capacidades del ser humano.


Ir a la moda:¿Es una gran preocupación para las madres?

Cuando hablo de moda en la infancia siempre me baso en mi experiencia personal y en las opiniones aportadas por otras madres.Es aquí, o quizá en el momento en que son bebés, cuando realmente se disfruta con la moda , independientemente de las distintas posturas o ideas familiares.Podríamos decir, que es una de las épocas más fáciles para vestir,todo le queda de maravilla,pero la peor para el bolsillo,ya que la ropa se aprovecha muy poco.

Hasta aquí todo perfecto, así que lanzó esta pregunta:¿Es tan importante ir a la moda en estas edades tan tempranas? 
No es la primera vez que alguien me da explicaciones de porque no le ha comprado nada nuevo a su hija/o de meses, o por que no la/o puede llevar tan conjuntada como quisiera.Realmente, ¿Nos fijamos tanto en si un bebé va a la moda o no?


En esta época los niños van a estar divinos ponga lo que se pongan,da igual que sea último modelo o de segunda generación. Existe un colectivo de mujeres ciertamente obsesionadas,tal y como lo estáis leyendo, en querer dar una impresión de perfección absoluta hacia los demás en la manera de vestir a sus hijos,sin  antes considerar si a ellas les gusta o no, si es realmente lo que uno quiere.

Como madre, a todas nos gusta ver a nuestros hijos impecables y relucientes, y que nos elogien en la manera en que los vestimos,pero siguiendo unos principios y unos valores.
Podríamos decir que en esta primera infancia,que dura más o menos hasta la época escolar,es en donde las experiencias afectivas, las relaciones sociales y el desarrollo físico son de gran importancia.Es en esta etapa,donde se desarrolla esa autoestima y seguridad necesaria para enfrentarse a los problemas del día a día.Para llevar todo esto a cabo la familia y la escuela son inmensamente importantes,así como la figura de la madre.Si nuestra gran preocupación es el que dirán los demás, por mal camino vamos.

Fotos:propias.

Street Style Paris: Couture Fall 2015

Well today it's Friday! This week is almost done and its time to start this faboulous weekend!I have prepared a very nice post, I loved performing slowly throughout Paris. I wanted to show you this Fashion-Parisian, and how to appreciate the small differences depending on the country we are in. I leave you with a good repertoire which for me meant the representation of elegance and fashion in Paris during these summer days. We can not forget that just this weekend the Couture Fall 2015 was presented, and that is why Paris was full of glamor and fashion people everywhere! 

Bueno hoy ya si que es Viernes! Y se nos acaba la semana para dar paso al gradísimo fin de semana que nos espera. Os he preparado un post muy bonito, que me encantó realizar poco a poco a lo largo de los días de París. Esta basado en la moda Parisina, y en cómo se puede apreciar las pequeñas diferencias en la moda dependiendo del país que estemos. Os dejo con un buen repertorio de lo que para mí significó la representación de elegancia y moda en París durante estos días de verano. No nos podemos olvidar que justo este fin de semana se presentaba el desfile de la alta costura de Otoño 2015, y es por eso que París estaba lleno de glamour y fasionistas por todos los rincones! Un besito chicos ;)















Fashion ladies en República Dominicana


La moda no es ajena a la globalización. Sea en Europa, África o América, las firmas internacionales y las grandes cadenas de retail renuevan constantemente la oferta y fijan lo que será tendencia. Pero aunque en puntos tan distantes entre sí tengamos acceso a las mismas propuestas, existen factores culturales, sociales e incluso climatológicos propios de cada país, que van a influir en nuestra manera de vestir. Esta semana Tu look habla se traslada a la República Dominicana y charla con Mely García, una española que por motivos familiares se trasladó a esta maravillosa isla desde su Cádiz natal, y nos cuenta cómo es el look de las caribeñas.




P. ¿Se puede decir que la mujer dominicana tiene un estilo característico a la hora de vestir?

R. Las dominicanas, por lo general, son sumamente femeninas y coquetas. Por lo que respecta a la indumentaria, hay mucha diversidad. Pero siempre hablando en líneas generales y en la medida de las posibilidades de cada una, diría que es una mujer más barroca que minimalista. Le gusta ir conjuntada, presta mucha atención a los complementos y es más de tacones que de calzado plano. En la ciudad, la mayoría de los desplazamientos se realizan en coche, así que al hacer poca vida de peatón, resulta más llevadero ir en cuñas, tacones o plataformas.

P. Hablando en términos de estilismos... ¿Hay algo que te llamó la atención cuando llegaste al país?

R. Mi marido me decía que una de las cosas que más le sorprendieron cuando llegó por primera vez a España a principios de los setenta, fue ver a tanta gente vestida de negro. A mí me ocurrió a la inversa. Cuando llegué por primera vez a Santo Domingo, descubrí que las señoras mayores vestían de naranja, rosa, celeste... Se atrevían con todos los colores vivos y los estampados. Una tendencia que hoy está muy de moda a nivel global y que se mantiene por estos lares.

Otra de las cosas que más me impresionaron gratamente es la dedicación a su arreglo personal. Desde muy jóvenes, las chicas acuden al salón de belleza para arreglarse el pelo. El fin de semana es cuando las peluquerías hacen más caja. Nada mejor que un domingo para tratar el cabello y así empezar la semana a punto. Las uñas, siempre están impecables. Es poco frecuente ver a una mujer sin la manicura y pedicura hechas. También hay que apuntar que en la isla disfrutamos de un clima de verano durante todo el año, podemos lucir sandalias a diario y los pies sufren un mayor desgaste al estar casi siempre al descubierto.

1. Isla Saona. 2. Zona colonial de Santo Domingo. 3. Atardecer en la playa de Bayahibe. 4. Botellas de cristal pintadas a mano por artesanos locales, disponibles en Arte San Ramón.


P. ¿El cambio geográfico trajo consigo un cambio en tu forma de vestir?

R. No creo que mi estilo haya cambiado al haberme trasladado de país, pero sí puedo decir que los colores invernales han quedado en un segundo plano. No me imagino de oscuro bajo este sol de justicia.

P. ¿Qué destacarías de los hábitos de compra y de la oferta local en moda?

R. A la dominicana le encanta cambiarse de ropa y evita repetir atuendo, muchos menos si pertenece a una clase media o alta. El concepto de slow fashion es prácticamente desconocido. Hoy tenemos la posibilidad de comprar en las mismas tiendas que hay repartidas por todo el mundo, pero cuando la oferta era menor, la modista se encargaba de la confección del vestuario. Aunque también es cierto que los talleres de costura están recuperando parte de la actividad que perdieron con la irrupción de numerosos centros comerciales y el establecimiento de firmas extranjeras de moda. Este fin de semana estuve en una boda y mis amigas me contaban que están volviendo a las modistas de toda la vida. Que hay que decir que las hay fantásticas. Algunas consiguen hacerte un vestido de fiesta en solo 24 horas por unos 50 euros aproximadamente.




P.  ¿Tu look habla?

R. Mi look está ya bastante definido y a pesar de las tendencias, mis opciones siempre han ido en la misma línea. Eso sí, siempre adaptándolas a mi edad, al contexto y a mi estado de ánimo. Hay días en los que me gusta lucir los hombros, otros en los que apuesto por un jersey de rayas marineras y otros en los elijo una camisa de manga larga con un buen cuello. Los encuentro muy favorecedores.


Fotografías: Tu look habla













Uniformes

Por Curra

Cuando hace siglos la cultura se aprendía y se transmitía, básicamente, de forma oral la importancia de los símbolos era crucial y las gentes asociaban los conceptos que iban aprendiendo  a las imágenes que veían.

En ese contexto surgieron los uniformes.

Vestimentas portadas por determinado tipo de personas que las identificaban como pertenecientes a un grupo.



Con el tiempo fueron quedando relegados a  trajes regionales  o a una imagen profesional. Un elemento que ayuda a confiar en quien lleva esa ropa porque le supone una cierta preparación.


Es cierto que como dice el refrán: “El hábito no hace al monje” pero parece que cuando vemos subir a la cabina del avión a la tripulación perfectamente equipada, le suponemos una pericia, que en caso de aparecer con ropa cómoda y de diario, nos costaría más imaginar.




Tradicionalmente y sobre todo en los casos en que la profesión a la que iba unido el uniforme conllevaba  autoridad,  portaba una serie de adornos y elementos destinados a deslumbrar y dar cuenta de la jerarquía de quien los llevaba.


Últimamente, todo este lenguaje simbólico va desapareciendo de la vida profesional y no sólo cada vez se ven menos uniformes, sino que en la mayoría de los casos la misma ropa informal que se usa en la calle para ir cómodo, se emplea en el trabajo.
Empieza a resultar habitual encontrarte a todo un doctor en medicina, un arquitecto o un abogado, por citar algunas de las profesiones más habituales con una ropa tan casual que sus clientes tardan en reconocerlos.



Lo más llamativo del caso, es que  la moda de la calle, que se puede permitir el lujo de elegir su indumentaria, imita las vestimentas y elige los símbolos que tradicionalmente formaron parte de esos uniformes que parece que se quieren desterrar.

 En los últimos años las parkas militares en verde caqui son el uniforme urbano de toda la corte “fashionista” y las chaquetas armadas de corte también militar eran un imprescindible en todo armario que pretendiera estar a la moda.


Y es que en el fondo los humanos somos una pura contradicción.




Fotos: Aurora 3, Iberia  y Sastrería  Serma 

CAZAR TALENTOS Y TENER TALENTO

Por Asun Mayor, escritora.

            El 9 de julio falleció Eileen Ford, descubridora de modelos como Naomi Campbell, Elle McPherson y Christy Turlington. Se la conocía por la disciplina férrea que imponía a las alumnas de su agencia y por el abanico de su formación, que incluía protocolo y etiqueta además de saber caminar por una pasarela.

            Estamos hablando de una época que ya ha desaparecido y por eso, las normas que Eileen dictaba nos parecen hoy disciplina conventual con un barniz de dictadura. Sin embargo, después de la entrega de la copa mundial de fútbol del pasado domingo, uno se plantea si no nos habremos perdido algo por el camino y nos encontramos en un punto donde los árboles no nos dejan ver el bosque.

Foto: January 20, 2004 - Source: Evan Agostini/Getty Images Entertainment
            No quiero hablar de los grandes ídolos del fútbol porque me repugna que lo sean solo por dar patadas a un balón y ser grotesca y ridículamente millonarios. Me repugna que casi ninguno de ellos (y es deber mencionar la honrosísima excepción de Emilio Butragueño, que se sacó una carrera universitaria mientras estaba como jugador activo en la plantilla del Real Madrid) sea capaz de utilizar esa idolatría de la que son objeto para hablar a los niños y no tan niños de lo importante que es el estudio, la lectura, formarse, y que el dinero solo es un medio, jamás un fin. Nunca he visto a ninguno con un libro en las manos. Nunca he escuchado a ninguno decir "tengo que estudiar porque no quiero dejar los estudios". Nunca. De hecho, me sorprendo cuando alguno de ellos articula correctamente una frase, no digamos ya un párrafo.

            El fútbol es un deporte. Y en deporte, como en todo, unas veces se gana y otras se pierde porque así son las cosas. Y se necesita elegancia, educación, saber estar y etiqueta tanto si se gana como si se pierde, porque perder no es patente de corso para mostrarse grosero, maleducado, zafio y gañán.
            De lo que iba a hablar es de la falta de talento y de la falta de etiqueta (podríamos hablar sin temor a equivocarnos de falta de educación, pura y dura) que demostró el capitán de la selección perdedora y que los sufridos espectadores no tuvimos más remedio que ver porque las cámaras le enfocaron hasta la saciedad.

Foto: messi.programas-gratis.net/imagenes


            El capitán de la selección perdedora (el ídolo de millones de niños de toda España) subió dos veces a la fila de autoridades: la primera a recoger un trofeo individual y la segunda a recoger la medalla que les acreditaba como subcampeones. En ambas ocasiones el jugador (repito: el ídolo de millones de niños) mostró una desgana, una apatía y un desinterés que cruzaron de largo la frontera de la mala educación y se aproximaron al reino de la grosería y la ofensa. No mirar a los ojos a quien estrechaba la mano, mantener la mano extendida como puro trámite para que la siguiente mano a estrechar se aproximara a la suya (estamos en la fila de autoridades, recuérdelo el lector) y él no tuviera ni que hacer el esfuerzo, no esperar ni siquiera a llegar al terreno de juego para quitarse la medalla de subcampeones y llevarla agurruñada en la mano mientras bajaba las escaleras… este comportamiento, esta actitud, piden a gritos un curso intensivo de educación, etiqueta, protocolo y saber estar. Y la desilusión por haber perdido no es excusa, porque no hay excusas para ser grosero delante de todo el planeta.

            El problema no es que uno tenga más o menos educación. Tampoco lo es, si mucho me apuran, que sepa o no sepa estar. El problema surge cuando alguien a quien los millones han llovido tan de repente como el granizo en verano, se ve convertido en ídolo y solo es consciente de los números en su cuenta corriente y no de que su personalidad, su carácter, lo que le hace una persona, no ha mejorado en la misma proporción y sigue teniendo el triste balance que tenía, cercano a cero. Ahí tenemos un problema, y es de los serios, porque es cuando suceden casos como el del pasado domingo.





            Cuando la universidad de Salamanca era el faro y el norte de la enseñanza en España, allá por el siglo XV, se hizo popular un dicho: quod natura non dat, Salamanca non præstat, versión culta del castizo de donde no hay, no se puede sacar. Sin embargo, sí puede uno utilizar una ínfima parte de esa granizada de millones para adquirir un barniz, por pequeño que sea, de educación y de saber estar. Profesores de protocolo, de etiqueta, de buenos modos, haylos en todas y cada una de las ciudades de nuestro país. Cuando no se utilizan porque no se es consciente de las propias carencias, hemos entrado en el campo de la tragedia.

Moda sostenible la gran desconocida


Por Beatriz Fernández

La moda ha dado o está dando un cambio muy grande en su manera de ser.Una forma de hacer y de consumir ropa de una manera responsable,respetando el medio ambiente y el derecho de las personas.Hablo de moda ética y sostenible.







Podría decir que es  una forma de hacer moda que mucha gente no conoce(yo me incluyo) pero que merece la  pena estudiar a fondo.
 Hace unos días asistí a un encuentro en las redes sociales sobre este maravilloso tema y me quedé impresionada, una plataforma creada para hablar de moda en todos sus ámbitos.Gracias a Luba Dimitrova y su comunidad de #fashionladies por acercarnos a tres conceptos básicos para entender la moda ética:reutilizar,recuperar y reciclar.


Moda para mujeres reales

Leo una y otra vez que la moda crea grandes desigualdades sociales y los trabajadores son explotados de una manera sobrehumana.Y no doy crédito.
En medio de todo esto nace una manera de pensar, de hacer, diferente y respetuosa.Poco conocida pero con mucha fuerza.Cambia cantidad por calidad.Pienso que toda moda podría ser así.Pero como decía el otro día, de momento va a ser imposible mientras no se tenga conciencia de ello.
Hay marcas como Ecoalf o Ecoology y muchas máso sitios de difusión muy comprometidos  como  Cucdecol , que nos acercan a este idea de consumir y producir ropa de otra manera.
Diseño de calidad y muy cuidado,así es Ecoology

Sinceramente, esta manera de ver la moda desde un punto más responsable, quizás nos haga pensar, reflexionar, sobre lo que compramos y nos ponemos cada día.
Innovación y responsabilidad


Fotos: Colección Malas Meninas del taller A Puntadas
Agradecimientos a:Ecoalf,Ecoology y cucdecol

Saber envejecer


Nuestra sociedad idolatra a la juventud y crea todo un mundo publicitario a su alrededor.

Olvida ¿O quizá no? Su falta de seguridad, la intransigencia que suele acompañar a los pocos años, la inconsciencia que casi siempre se vive, para mirar sólo unos cuerpos aún llenos de vigor, una piel tersa o un cabello en su mejor momento.
  




Parece que si no poseemos los atributos externos de los jóvenes. De determinado grupo de jóvenes, porque no todos son guapos, esbeltos y divertidos, nuestro lugar en la vida  se debería limitar a asumir responsabilidades y como mucho alguna diversión, casi siempre gastronómica.

Y sin embargo la sabiduría radica en saber envejecer, en saber estar en cada momento en el lugar que corresponde, en aprovechar las ventajas de cada etapa.




Nada me parece más patético que una persona mayor disfrazada de joven.

Nada que tanto envejezca como olvidar lo que eres y mirar al pasado en lugar de hacia delante.


No digo que haya que recuperar aquel estilo, muchas veces ligado al luto, de la vestimenta de hace cincuenta años. No hace falta llevar faldas y mangas largas, no es imprescindible llevar un camisero, ni bolso de asa corta.



Pero pretender aparentar lo que no eres, dice mucho de ti, y no bueno precisamente.

Ocupar el lugar que te mereces, también a la hora de vestirte, parece que presupone una cabeza “bien amueblada” y unos intereses acordes con tu propia vida.

Y alcanzar la vejez despacito, saboreando cada paso, dejando que las arrugas sean señales de que has pasado por la vida y no de que la vida ha pasado por ti, es un índice de sabiduría de los que conviene tratar de alcanzar


Fotos: Julián Herrero y familiar